Protección de áreas naturales

Otra gran preocupación de São Paulo es con la preservación de sus áreas naturales. Por esa razón, el estado posee 30 parques estatales, 16 estaciones ecológicas, 18 estaciones experimentales, 15 bosques preservados, dos huertos y dos viveros forestales. Es también por eso que el estado de São Paulo posee el mayor y más importante conjunto de remanentes de Mata Atlántica (bosque nativo) de todo el país, con centenas de millares de hectáreas distribuidas en múltiples parques estatales.

Entre ellos, se destaca el Parque Estatal de la Sierra del Mar, con más de 300 mil hectáreas. Sus montañas, bosques y cascadas que se asoman sobre playas e islas no apenas componen un bello paisaje, sino que también albergan a varias especies de la flora y fauna nativas. Entre las islas protegidas, se destaca la de São Sebastião, la mayor de las islas marítimas brasileñas que tiene más de 80% de su territorio preservado por el Parque Estatal de Ilhabela.

En el litoral sur, región del Valle del Río Ribeira de Iguape, se sitúan la Estación Ecológica de Jureia, extenso trecho de la Sierra del Mar íntegramente preservado, y el Parque Estatal del Alto Ribeira, que alberga magnífica concentración de cavernas calcáreas, entre las más bellas del país.

Otro ámbito de actuación gubernamental en el campo ambiental se relaciona con la vigilancia y fiscalización de la entrada y de la comercialización de madera en el estado de São Paulo, lo que lo transformó en el primer estado no amazónico en adoptar medidas de esa naturaleza. Está también la Política Estatal de Pago por Servicios Ambientales, cuyo objetivo es incentivar al mantenimiento y la ampliación de la oferta de servicios ecosistémicos.

Con tales iniciativas, el Estado de São Paulo, el más industrializado del país, ha conseguido ampliar gradualmente su cobertura vegetal. El estado cuenta hoy con más de 4 millones de hectáreas de bosques, correspondiendo al 18% de su superficie. La meta es alcanzar, hasta 2020, el 20% del territorio con cobertura vegetal.

Más información:
Secretaría de Medio Ambiente (enlace en portugués)