Energías renovables

El estado es referencia mundial en energías renovables. La participación de esas fuentes de energía en la matriz energética de São Paulo fue del 52% en 2011, especialmente por cuenta de los productos de caña de azúcar y de la hidroelectricidad. El estado es el mayor productor de etanol de caña de azúcar del mundo. La meta del gobierno es aumentar – hasta 2020, teniendo como base el año 2010 – la participación de energías renovables en la oferta interna de energía del estado para el 69%, lo que incluye energías hidráulica, solar, eólica y residuos, biomasa, biogás, biodiesel y etanol.

La casi totalidad de la flota de vehículos en la ciudad de São Paulo – siete millones – está apta para rodar a etanol. La investigación paulista sobre etanol de segunda generación es también de las más avanzadas del mundo. Restringida hasta hace poco tiempo a experiencias aisladas de empresas y de grupos de investigación, la búsqueda de nuevas técnicas para la producción de etanol ha movilizado a un número creciente de investigadores, estimulados por políticas de investigación dirigidas a ampliar la productividad del etanol de caña de azúcar brasileño.

En cuanto a la energía eléctrica, São Paulo es el mayor mercado consumidor del país y representa cerca del 30% de la demanda total brasileña. En el territorio paulista, se concentran 72 usinas hidroeléctricas de mediano y gran porte, 57 pequeñas centrales hidroeléctricas y 377 pequeñas centrales eléctricas (de las cuales 190 son de biomasa de bagazo de caña de azúcar) con una capacidad instalada total mayor a 21.000 MW (megawatts).

Más información:
Secretaría de Medio Ambiente (enlace en portugués)
Secretaría de Energia (enlace en portugués)

Modelo de São Paulo em Etanol (publicación en portugués)