Industria automovilística

La industria automovilística es una de las principales actividades económicas de Brasil. En 2012, el país fue el séptimo mayor productor mundial de vehículos, con producción de cerca de 3,3 millones de unidades. São Paulo es la cuna de la industria automovilística nacional.

Están presentes en el estado, entre otras, Ford, General Motors, Honda, Hyundai, Mercedes-Benz, Scania, Toyota, Chery y Volkswagen. En 2012, São Paulo respondió por el 42% de toda la producción brasileña. Además de liderar la producción nacional, São Paulo es el quinto mayor productor de vehículos en las Américas (detrás de Estados Unidos, Brasil, México y Canadá).

El mercado interno brasileño es el cuarto más grande en el mundo y São Paulo es responsable por el consumo de casi 50% de los vehículos vendidos en el país.

Para incentivar al sector automotor, el Gobierno de São Paulo creó, en 2008, el programa Pró-Veículo, que permite el uso de créditos de ICMS en inversiones para modernización y ampliación de la planta industrial, construcción de nuevas fábricas y desarrollo de nuevos productos. El programa también permite la concesión, mediante régimen especial, de suspensión o aprobación del impuesto debido en la importación o en la adquisición interna de máquinas y equipamientos destinados al activo inmovilizado, de forma que se exoneren las inversiones en bienes de capital.

Más información: 
Investe São Paulo (enlace)