Vías fluviales

La Vía fluvial Tietê-Paraná es una vía decisiva de interconexión de importantes áreas del interior paulista con otros estados brasileños y naciones vecinas, como Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

Con 800 kilómetros de vías navegables en su trecho paulista (en un total de 2400 km de vías navegables), se conecta con la red vial y ferroviarias existentes en el estado de São Paulo, ampliando las facilidades de transporte, especialmente de cargas.

El trecho paulista posee diez reservorios, diez represas, diez esclusas, 23 puentes, 19 astilleros y 30 terminales intermodales de cargas.

Más información: 
Secretaría de Logística y Transporte (enlace en portugués)